web analytics

Para Qué Sirve el Colágeno y Como Mejora Mi Piel

Para Qué Sirve el Colágeno y Como Mejora Mi Piel

Para Qué Sirve el Colágeno y Como Mejora Mi Piel

El colágeno es un componente del organismo, específicamente una proteína y su propiedad es proveer de fortaleza a las estructuras del cuerpo, bien sea, vasos sanguíneos, el tracto digestivo, el corazón, los riñones, ligamentos y por su puesto la piel. Este artículo está dedicado a describir para qué sirve el colágeno y como puede emplearse para mejorar la piel.

Para Qué Sirve El Colágeno y Cómo Mejora Mi Piel

La piel, es sin duda, el órgano más extenso del cuerpo, su espesor varía de acuerdo al órgano que recubre, será más delgado en el área de los párpados y más grueso en otras áreas tales como los talones.

El colágeno entonces será el responsable de dar firmeza, sostener y regenerar la piel, es por eso que cuando observamos a un bebe, suele verse rozagante y con la piel muy sana, es porque ellos están bien provistos de colágeno.

La piel provee al ser humano de protección y es la carta de presentación de tu cuerpo. Suele decirse, que la piel refleja lo que somos y lo que comemos. Pero la piel, no es solo tejidos o carne, digamos, es un complejo sistema que involucra uñas, cabello e inclusive glándulas sebáceas y sudoríparas. A todo el sistema se le conoce con el nombre de tegumentario.

El Colágeno Es Abundante En El Organismo

El colágeno es tan abundante en el organismo que se cree, que una de cada cuatro proteínas de nuestro cuerpo es colágeno, y este tiene puede adherirse a otros tipos de sustancias y formar combinaciones que son vitales para el cuerpo humano. Por ejemplo: Los cristales de calcio que surgen de la combinación de colágeno con el calcio, ayudan a la formación de estructuras firmes.

De igual modo el colágeno se puede combinar con la elastina y demás sustancias que contribuyen a la formación de cartílagos. Lo mismo ocurre con la piel, el colágeno actúa formando una especie de red que proporciona su firmeza.

Fuentes de Colágeno

El colágeno entonces será de suma importancia para conservar un aspecto joven y por tanto, será imprescindible su consumo. A continuación averiguaremos de donde podemos obtener el colágeno.

El cuerpo provee naturalmente esta sustancia, mediante la secreción de las células del tejido conjuntivo y otras similares, como los fibroblastos.

Los alimentos que injerimos constituyen nuestra principal fuente de colágeno. Los alimentos ricos en azufre, vitamina C y ácidos grasos son la respuesta. Así tendremos que, frutas tales como: El limón, la naranja, y algunos vegetales, como: El tomate y el ajo, ayudan a potenciar la producción de colágeno, al igual que las grasas buenas e insaturadas, como el aguacate y el omega tres.

Lo ideal es aportar todos los nutrientes necesarios a través de una dieta saludable que permita la formación de colágeno. Se recomienda el consumo de aceitunas y vegetales verdes. El ajo es un alimento que colabora en la reconstrucción de las fibras de colágeno dañadas, por lo que consumirlo es indispensable para una piel fresca y lozana.

También Te Gustará Leer  ¿Para Qué Sirve Un Puente Dental Fijo O Removible?

La clara del huevo contiene colágeno y sobre todo la amarilla o yema del huevo. Es común recomendar para curar las quemaduras o daños en la piel, untar un huevo como especie de crema regeneradora natural.

Propiedades y Beneficios del Colágeno Para La Piel

El colágeno brinda excelentes beneficios en varios ámbitos, tales como:

Evitar la flacidez de los músculos, ideal para brazos, piernas, abdomen y sin duda, el rostro.

Es coadyuvante en el combate y alivio del dolor e inflamación, en enfermedades como la osteoartritis, artritis reumatoide, la gota y la artritis juvenil.

Fortalece toda la piel, la cual, incluye las uñas y el cabello, debido a su característica de tejido conectivo, fortalece el cabello protegiéndolo de daños externos como el uso del secador y demás productos.

Fortalece las articulaciones, tendones y todas las fibras compuestas por cartílagos.

Tratamientos Con Colágeno Para Mejorar La Piel

Existe una amplia variedad de formas para obtener colágeno, la más practica y fácil, consiste en la ingestión de píldoras o suplementos, que complementada con una dieta balanceada, aporten la cantidad requerida y necesaria para el organismo.

La anterior, es la forma ideal, de mantener equilibrado el colágeno en nuestro organismo, porque respeta la forma natural de producción del mismo y no es un método invasivo, que cause alteración de alguna.

Sin embargo, no todo lo que contenga colágeno ha de ser saludable, tal es el caso de la gelatina, que aunque presenta alto contenido de colágeno, también tiene grandes cantidades de azúcar y grasas.

Tipos de Colágeno

Tal y como comentamos anteriormente, existe el colágeno natural, que nos es proporcionado por nuestro organismo.

Colágeno Sintético

Sin embargo, también existe el colágeno sintético, que es, lógicamente, lo opuesto al colágeno natural. Se obtiene al sintetizar algunas sustancias químicas y su uso, debe ser controlado, ya que puede relacionarse con casos de alergias.

Colágeno Hidrolizado

Asimismo, también existe colágeno llamado colágeno hidrolizado. Su nombre deriva al hecho de que ha sido sometido a hidrólisis en función de que sea absorbible y se agregue a alimentos de consumo humano tales como polvos para preparar bebidas o comprimidos.

Colágeno de Animales

El colágeno también puede provenir de los animales, tal es el caso del colágeno marino que procede de fuentes como las escamas de los peces, cartílagos y su tejido adiposo.

Colágeno Porcino

El colágeno porcino, por su parte, que proviene de coyunturas de puercos y bovinos.

Existen otros tipos de colágenos como el liofilizado, que a diferencia del hidrolizado, que emplea el uso del agua, en este se emplea una bajísima temperatura para su creación.

Cremas con Colágeno

La industria cosmética toma todos los beneficios del colágeno, tomando en cuenta, que mientras más puro sea y más calidad tenga el producto, mucho mejor será la regeneración de los tejidos.

Considerando que el colágeno es una proteína vital para la piel, además de consumirlo como suplementos y en forma de alimento, podremos emplear productos de uso tópico, que penetren nuestra piel y regeneren los tejidos.

Hay un montón de cosméticos, que portan el colágeno, como ingrediente principal y tienen efectos muy positivos. Suelen ser algo costoso, pero arrojan resultados prometedores.

Recomendamos, utilizar productos de calidad, que aun cuando su costo puede ser elevado, garantizan un mejor resultado y evitará la flacidez y las tan temidas arrugas en el caso del rostro.

Mi experiencia personal, es que gracias al uso de esta sustancia, desde muy joven he podido prevenir la aparición de las arrugas, manchas y resequedad en mi piel.

Debo agregar, que aplicar cremas y alimentarse correctamente no bastará cuando se trata de proteger nuestra piel. Recordemos, que existen los rayos UV, que nos causan estragos en la piel, por lo tanto, es indispensable el uso diario de protectores solares con alta protección.

De igual forma, debemos proteger el organismo de agentes contaminantes, evitar el consumo de alcohol y cigarrillos. Sin olvidar el descanso reparador.

Inyecciones para la piel

Existen tratamientos más profundos paras la piel mediante la infiltración de compuestos con colágeno. Básicamente se añade la proteína sintética en los tejidos dañados y su resultado es inmediato. De esta forma hay un retroceso de la flacidez facial y un rejuvenecimiento del cutis.

También, están disponibles las inyecciones de plasma, que, mediante un procedimiento, es extraído de la propia sangre y es ideal para estimular la producción de colágeno natural, rejuveneciendo la piel, disminuyendo la presencia de arrugas.

Mascarillas

Las mascarillas constituyen una buena forma de obtener colágeno, pueden ser caseras o elaboradas industrialmente.

Para elaborara una mascarilla casera, bastará con hacer una pasta compuesta de guayaba, aguacate, miel y jugo de limón, es excelente para estimular la producción de colágeno. Recomiendo Aplicarla y dejarla sobre el rostro por veinte minutos y retiramos con una toalla con agua tibia.

Finalmente, recomiendo, pasar periódicamente un hielo por el rostro y este tensará la piel, proporcionando ese último efecto que iluminará y hará la piel lucir radiante.

En definitiva, el colágeno provee el efecto antiedad que todos buscamos, simples cambios en nuestras rutinas, podrán asegurarnos mayores cuotas del mismo y tendremos resultados agradables a la vista.

También Te Gustará Leer  Cómo Eliminar Verrugas Planas De La Cara Y Cuello Rápidamente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contacta con Nosotros Política de Cookies Política de Privacidad Mapa del Sitio
error: Content is protected !!